Canal de denuncia electrónica

canal de denuncia electrónica

Las empresas son responsables de los delitos cometidos en su nombre por sus representantes legales y administradores. Están obligadas a establecer mecanismos de control que sirvan de contrapeso al poder excesivo de sus empleados, siendo responsables civiles subsidiarios, en muchos casos, de los daños que, utilizando los medios o bajo la cobertura de la empresa, pudieran ocasionar. Sus administradores, están obligados a establecer procedimientos razonables de prevención de fraudes, siendo responsables de los daños que puedan ocasionarse, como consecuencia de su falta de control.

La inacción en la toma de medidas de prevención no desresponsabiliza; por el contrario, la normativa contempla como atenuantes el que la empresa haya establecido medidas para prevenir y descubrir los delitos que pudieren cometerse con sus medios o bajo la cobertura de su persona jurídica.

Un mecanismo muy útil para advertir la existencia de determinados tipos de problemas es la creación de un CANAL DE DENUNCIA ELECTRÓNICA, estos canales deben responder a algunos requerimientos:

  • Asegurar la privacidad de los contenidos, entre otras razones, para evitar que los denunciantes potenciales puedan temer represalias.
  • Garantizar el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos Personales.
  • Posibilitar el uso regular del canal.

Adicionalmente, deben establecerse los procedimientos a aplicar a efectos de la gestión de los avisos.

Serlaria Gestión, S.L. en el marco de sus servicios de Prevención y Control de fraudes, ofrece la organización y gestión de CANALES DE DENUNCIA. En el marco de esta gestión, investiga directamente las denuncias o bien, en los supuestos en que no entra en el marco de su competencia, transmite lo que corresponda, únicamente, a quienes deban resolverlo. Este mecanismo ofrece una mayor garantía de privacidad a los informantes.